domingo, 1 de julio de 2018

EL MILÁGRO GRIEGO: HIPATIA




  “Más vale correr el riesgo de equivocarse que cometer el pecado de no pensar” 

                                                                          Hipatia 



Nació en Alejandría (hoy Egipto) en el 355 de nuestra era y falleció alrededor del 415. 

Su padre, Teón de Alejandría, fue un matemático y astrónomo muy respetado en su época. Así, Hipatia se educó en un ambiente académico y culto, aprendiendo matemática y astronomía de su padre. Hipatia también estudió filosofía, oratoria, y aprendió sobre la historia de las diferentes religiones que se conocían en aquel entonces. Viajó a Atenas y a Roma siempre con el mismo afán de aprender y de enseñar. 

Dirigió la escuela neoplatónica de Alejandría, y muchos sabios viajaban desde lejos para escuchar sus enseñanzas. Es considerada el número uno entre los matemáticos de su época. No se conservan escritos suyos, pero escribió comentarios sobre obras de Ptolomeo, Apolonio y Diofanto, y es probable que hoy estén incluidos en estos escritos tras las traducciones. 

Su pensamiento era lógico y odiaba el misticismo, dedicó su vida a las ciencias y nunca se casó, a pesar de contar con muchas propuestas para ello. Murió atacada violentamente por un grupo de cristianos, en medio de las luchas políticas entre el patriarcado alejandrino y el poder imperial. Algunos culpan al Patriarca Cirilo de Alejandría de su muerte. Estas cuestiones convirtieron a Hipatia en un ícono del feminismo y de la tolerancia, en un mártir de la ciencia y en símbolo de la decadencia del mundo clásico frente al cristianismo y la irracionalidad. 

Se ha asociado la muerte de Hipatia con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría. La Gran Biblioteca desapareció en un momento incierto del siglo III, probablemente en el 391. Luego de destruida la biblioteca Hipatia continuó enseñando en su propia casa. 

En su honor se llamó Hipatia a la organización mundial, popular y democrática que promueve la adopción de políticas públicas, junto a conductas humanas y sociales que favorezcan la libre disponibilidad, sustentabilidad y socialización de la tecnología y el conocimiento, su uso solidario y la viabilidad del modelo económico y social que la construya en términos de igualdad e inclusión de todos los seres humanos del mundo.